23/04/2017, 9:34 pm
Perfil Estructural + Colaborante  





En los edificios con estructuras metálicas, los forjados están constituidos, normalmente, por un entramado de vigas, el forjado propiamente dicho, así como los revestimientos inferior (falso techo) y superior (aislante, capa de nivelación, suelo). La función resistente básica de los forjados consiste en la transmisión de las cargas verticales que actúen sobre ellos hacia los apoyos (pilares).




Otra función de la estructura metalica de relevancia consiste en la transmisión hasta los arriostramientos verticales de las fuerzas horizontales debidas al viento y al sismo, ya que actúan como arriostramientos horizontales de las estructuras de edificación. Aparte de sus funciones estructurales, los forjados también desempeñan las funciones de protección contra el ruido, el fuego, el calor y la humedad y, finalmente, sirven para alojar las instalaciones de un edificio.


Fijaciones a base de disparos


Las herramientas de disparo a base de cartuchos son las más habitualmente utilizadas para la fijación de las chapas y de los remates. Estas fijaciones reciben a menudo el calificativo de fijaciones "calientes". Existen diferentes potencias de cartucho dependiendo del espesor y del límite elástico del acero de la estructura.
Las fijaciones se realizan atravesando la chapa y los remates perimetrales. La distancia mínima a respetar entre la fijación y el final de la chapa es de 20 mm.

 
Las cookies recogen información en tu navegador web para ofrecerte una mejor experiencia online. Al navegar por nuestra web estás aceptando el uso de cookies. información sobre la política de cookies.
Continuar