23/05/2017, 3:06 am
Perfil Estructural + Colaborante  

Los forjados colaborantes se emplean principalmente en combinación con estructuras metálicas

Cuando se emplean vigas metálicas cabe la posibilidad de conectar las vigas al hormigón del forjado, de modo que la viga se convierte en un perfil mixto de mayor resistencia. Para ello se pueden emplear diversos tipos de piezas de unión o conectores, que deben servir para transmitir las tensiones rasantes en la superficie de unión entre ambos materiales, así como evitar el arrancamiento (separación entre el acero y el hormigón).





 






Otra función de la estructura metalica de relevancia consiste en la transmisión hasta los arriostramientos verticales de las fuerzas horizontales debidas al viento y al sismo, ya que actúan como arriostramientos horizontales de las estructuras de edificación. Aparte de sus funciones estructurales, los forjados también desempeñan las funciones de protección contra el ruido, el fuego, el calor y la humedad y, finalmente, sirven para alojar las instalaciones de un edificio.

Fijaciones a base de disparos


Las herramientas de disparo a base de cartuchos son las más habitualmente utilizadas para la fijación de las chapas y de los remates. Estas fijaciones reciben a menudo el calificativo de fijaciones "calientes". Existen diferentes potencias de cartucho dependiendo del espesor y del límite elástico del acero de la estructura.
Las fijaciones se realizan atravesando la chapa y los remates perimetrales. La distancia mínima a respetar entre la fijación y el final de la chapa es de 20 mm.

  VENTAJAS DE LA CHAPA COLABORANTE

  • Usualmente, la relación ente resistencia y peso es mayor que en un forjado convencional de hormigón, por lo que los costes de transporte y montaje son menores.

  • Los materiales empleados son ligeros, y requieren menor espacio para su acopio y almacenamiento, en comparación con un forjado similar de viguetas y bovedillas.

  • En determinadas circunstancias de cargas y distancias entre apoyos se puede prescindir del apuntalamiento provisional. Esto conduce a una mayor facilidad y velocidad de montaje, además de facilitar el aprovechamiento de los pisos inferiores durante la ejecución.

  • El perfil de acero sustituye al encofrado , y al ser continuo, sirve de plataforma de trabajo segura para los operarios.

  • El acero es inerte y no contamina otros materiales.

  • Dependiendo del uso del edificio y de sus requisitos de resistencia al fuego, cabe la posibilidad de dejarlo a la vista, ya que su cara inferior queda acabada y requiere un bajo mantenimiento.

 
Las cookies recogen información en tu navegador web para ofrecerte una mejor experiencia online. Al navegar por nuestra web estás aceptando el uso de cookies. información sobre la política de cookies.
Continuar